Tras el fracaso del Note 7, Samsung aumenta la producción del Galaxy S7 y acumularía $17 billones en pérdidas

Estas son las medidas que Samsung tomaría tras el fracaso con el Note 7. Esto también le dejaría perdidas millonarias a la compañía.

1

Samsung aumenta la producción del Galaxy S7 tras el fracaso del Note 7
Samsung aumenta la producción del Galaxy S7 tras el fracaso del Note 7

Poco más de dos meses fue lo que duró el Samsung Galaxy Note 7 entre los usuarios desde su presentación. Hace unas horas anunciamos la decisión final por parte de la compañía de detener la producción y las ventas de su nuevo buque insignia a nivel mundial. Este es un golpe bastante duro para Samsung y para las personas que tras este incidente, perdieron la confianza en el fabricante. Debido a esto la compañía debe tomar medidas para tratar de remediar en algo los daños que deja detrás el Note 7.

Un nuevo reporte emitido por el medio Korean Herald menciona que Samsung está aumentando la producción del Galaxy S7 y de otros modelos de gama un poco más baja. Esto como medida para tratar de compensar la pérdida de beneficios en los que podría incurrir la compañía tras el fracaso con el Note 7. Una fuente interna de Samsung habló anónimamente sobre la situación de la compañía, y varios analistas mencionan que las pérdidas del fabricante podrían sobrepasar los $17 billones de dólares.

Samsung aumenta la producción del Galaxy S7 tras el fracaso del Note 7
Samsung aumenta la producción del Galaxy S7 tras el fracaso del Note 7

Uno de los proveedores de Samsung habló con el Korean Herald y confirmó que la compañía está poniendo más esfuerzo en la fabricación del Galaxy S7 y del Galaxy A8. Mientras tanto la compañía se encuentra enfocada en el desarrollo de su futuro buque insignia, el Galaxy S8, el cual sería presentado en el mes de febrero en el próximo Mobile World Congress.

Te recomendamos: Todo lo que necesitas saber de CyanogenMod Modular OS

También se conoció hace poco, que la compañía está ejecutando un programa de recambios en China. A este país llegaron dispositivos que supuestamente no tenían problemas con la batería, pero hace un par de semanas se conoció de la explosión de un Note 7 que tenía la verificación de seguridad. Con el éxito del Galaxy S7, muchos nos imaginamos el mismo destino para el Note 7, lamentablemente parece que este no es el año de Samsung.

¿Qué opinas de esta situación de Samsung? Déjanos tu opinión en los comentarios.